A little bit of...

Adiós IBM

Hasta el día 31 de Oct de 2016 fui parte de un proyecto en IBM. Los 3 años y medio que pasé en el proyecto fueron de mucho aprendizaje, buenas experiencias, amistades y retos. Por al menos los primeros 2 años mi relación con el projecto fue de ensueño, me encantaba lo que hacía. me sentía retada y muy cómoda con todo lo que tenía que ver con mi trabajo. El tercer año no fue tan bueno, hize un cambio de posición en el equipo que resultó no gustarme mucho y perdí ese primer amor y satisfacción que sentía por mi trabajo, sin embargo fue algo temporal con miras a obtener una posición más interesante, la cual si sucedió comenzando este año 2016.

Los primeros 3 años desde que me uní al proyecto, este creció muchísimo, todo era progreso progreso y progreso. Por otra parte mi nuevo rol prometía muchísimo en cuanto a retos tecnológicos, sin embargo, al mismo tiempo que transicionaba al nuevo rol, cambios organizacionales en IBM estaban sucediendo que afectaban directamente al proyecto al cual pertenecía. Un nuevo líder tomó el proyecto y con ello hizo cambios que para algunos resultaron negativos.

2016 representó para el proyecto que muchos compañeros salieran de la compañía, ya sea por voluntad propia o por que se les requería salir del proyecto, lo cual me hacía preguntarme que estaba pasando, que me alarmara y por supuesto que mi instinto de supervivencia se hiciera presente. Por ese motivo comenzé a buscar opciones fuera de IBM.

Durante los 3 años y medio que pasé en IBM, a pesar de recibir ofertas externas, realmente nunca quise siquiera pasar por entrevistas, agradecía la llamada, pero les hacía saber a los reclutadores que no estaba interesada, lo cual era cierto, pues estaba muy contenta y cómoda con mi trabajo, algo que comenzó a cambiar comenzando este año. Por lo tanto, aunque realmente no había una urgencia de salir de IBM o cambiar de trabajo, al tomar entrevistas realmente tampoco tenía nada que perder,  al contrario, podía ver las entrevistas como aprendizaje, entrenamiento, crecimiento profesional y quien sabe, talvez incluso al final del día hasta obtener una oferta de trabajo. Por lo tanto comenzé mi búsqueda y alguien me recomendó Tacit Knowledge, la cual siendo sincera no conocía con anterioridad. Comenzé a investigar la compañía y a revisar las posiciones, vi una que me encantó y apliqué. Y pues… resultó que si me hablaron, que si pasé las entrevistas y que si me hicieron una oferta. Llegaba la hora de la verdad, decidir si dejaba IBM o no.

Debo reconocer que no fue una decisión fácil, hubo aspectos que considerar. No puedo decir que odiara mi trabajo, (por que no era así), estaba asignada al momento a un proyecto interesante que incluso me llevó a las vegas, había formado además buenas relaciones con excelentes compañeros que siempre me apoyaron mucho, pero sobre todo, IBM me brindada un balance trabajo/vida personal increíble, de hecho, el trabajo remoto o ‘Home office’ era una de las cosas que más me pesaba dejar y me asustaba muchísimo llegar a una nueva empresa que no valorara ese balance que para mi es tan importante.  Al mismo tiempo, sí sentía que algo hacía falta para mi dentro de IBM o al menos que algo se había perdido en el transcurso del tiempo, y fue precisamente esa inquietud y curiosidad la cual me hizo concluir que el trabajo remoto no me es razón suficiente para quedarme en una empresa, es decir, lo que más me motiva a la hora de decidir si es tiempo de buscar un nuevo trabajo o no, es si mis actividades aún me gustan, si siguen siendo desafiantes y si sigo aprendiendo, cuando comienzo a sentir la zona de comfort, también comienzo a sentir que puedo hacer hacer más y comienzo a buscar opciones. Lo cierto es que fueron esas inquietudes las que me hicieron perder el interés que sentía al principio en el proyecto, al menos ya no sentía el suficiente interés cómo para no voltear a ver otras opciones.

Después de mucho meditarlo, de mucho considerarlo, de ver todas las posibilidades, los pros y contras, decidí que era hora para mi de volar y dejar IBM, de salir de mi zona de comfort (que me duró 3 años y medio) y de buscar nuevos retos, nuevos desafios y nuevas oportunidades que me permitan seguir aprendiendo y seguir creciendo tanto personal como profesionalmente.

Definitivamente IBM representó para mi una muy buena oportunidad y definitivamente saqué lo mejor que pude del tiempo que estuve ahí. Me retiré de la compañía con muy buenos recuerdos, amistades, aprendizaje y sobre todo una visión más clara de lo que estoy buscando y quiero completar en mi carrera profesional.

Leave a Reply